El rol del ERP en la era de la digitalización

Por: Arístides Palma

Director General de Zafiro Software

 

Desde su origen más remoto en los años 50 y 60 conocidos como Material Requirements Planning Systems (MRPS) los sistemas de planeación de recursos empresariales o mejor conocidos como ERPs (Enterprise Resourcing Planning), han tenido diversos retos, se han ido adaptando y evolucionando a este cada vez más acelerado y demandante entorno tecnológico. En esta nueva era no es la excepción, hoy, les toca ser la base de las empresas, y que gracias a su flexibilidad se complementan con los nuevos paradigmas tecnológicos, tales como el Big Data con la Inteligencia Artificial.

Tratando de hacer una recopilación de la evolución de los ERPs, encontramos que inicialmente se enfocaban a la planificación y control de producción, sin embargo, se comenzaron a incluir aspectos financieros de materias primas, mano de obra, logística, etc. Años más tarde se incluyeron otras herramientas que tenían que ver con recursos humanos, ventas, contabilidad, relaciones con los clientes (CRM), cadenas de suministro (SCM) y Business Intelligence (BI).

Podríamos decir que los ERPs, en su momento, fueron la base que grandes compañías usaron para automatizar sus procesos y llevarlos al siguiente nivel, ya que se ha comprobado que el uso de estas soluciones mejora los procesos de las empresas hasta en un 80 por ciento. Y aunque en la actualidad estas empresas lo complementan con otras herramientas más complejas, los ERPs ayudaron al entendimiento del cambio que tenían que hacer para cumplir sus objetivos.

Sin duda, esta última década internet ha sido un motor importante para el desarrollo y aceleración de tecnología tanto de consumo como empresarial, y ha llevado a que nuevamente las empresas tengan que adaptarse a las nuevas tendencias tecnológicas, lo anterior a través de la oferta del servicio en la nube, servicio en dispositivos móviles o software como servicio.

Los altos gastos en tener servicios que solamente podrían obtenerse con servidores en físico, ahora se simplifican y están al alcance de cualquier tipo de empresa. El desarrollo de tecnología de consumo que puede estar conectado en cualquier lugar y cualquier momento hacen que las operaciones puedan tener mayor agilidad, todo lo anterior pagando lo que realmente necesita la empresa.

Pero ¿cómo hablar de toda esta ola tecnológica cuando México sigue contando con una brecha digital importante? Sobre todo, en las pequeñas y medianas empresas (PyMEs), donde solamente el 40 por ciento de éstas están comenzado con la adopción de tecnología para mejorar sus procesos. Es ahí en las PyMEs donde una vez más las características del ERP al ser una herramienta que integra operaciones de distintas áreas evitando duplicar información, capaz de usarse a través de módulos específicos y que puede adaptarse sin importar el giro de la empresa, hace más palpable y entendible la introducción de las nuevas formas de trabajo dentro de las compañías que el entorno demanda.

Cada día vemos cómo las interacciones con proveedores, instituciones u organismos e inclusive con los propios clientes, van teniendo nuevas exigencias, las cuales requieren una mayor atención para poder ser competitivos. Un ejemplo es la modernización que están haciendo en el Sistema de Administración Tributaria (SAT) que atañe a todo tipo de empresa, pero sin duda, las que requieren de mayor dirección y asesoría son las PyMEs.

Es por eso que el papel de los expertos en ERP se centra no solamente en brindar información para solucionar estas nuevas necesidades, sino también en ser aliados de este cambio, involucrarse, y ser una compañía que lleve a la empresa de la mano, afrontando los nuevos retos que en materia tecnológica están por venir; planificando qué nuevos procesos deben de incluirse o modificar para mantener una estabilidad, así como las nuevas herramientas que vendrán a darle mayor agilidad al negocio como lo es el uso inteligente de los datos y el desarrollo de tecnología autónoma, como lo es la inteligencia artificial.

 

Nos vemos a la próxima…

 

Ingeniero Arístides Palma, director general de Zafiro Software, experto en tecnología egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Monterrey; cursó la Maestría en Administración de Sistemas de Información por el ITESM. Dentro de su experiencia profesional se destaca que fue fundador de Dipros Systems y del Clúster Tamaulipas de Tecnologías de Información (tiT@m), además de ser catedrático en diversas universidades tales como: el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Tampico y la Universidad Valle del Bravo, así como conferencista tecnológico en diferentes foros.